miércoles, 4 de febrero de 2015

Karelia '44: La Unión Soviética saca a Finlandia de la guerra

Introducción Histórica:
Soldados Finlandeses frente a un T-34 soviético destruido
Tras unas conversaciones de paz infructuosas entre la U.R.S.S. y Finlandia, que finalizaron en abril de 1944, Stalin decidió sacar a Finlandia de la guerra con una gran ofensiva. ¿Por qué? Finlandia no era una gran potencia militar, y aunque castigó severamente a las tropas soviéticas en la Guerra de Invierno y en la Guerra de Continuación, luchaba a la defensiva. Pero Stalin, ya en Junio del 44, y con la invasión de Francia en ciernes por parte de los Aliados, quería avanzar hacia Alemania desde el este cuanto antes. Uno de sus problemas era no dejar un flanco al descubierto, ni tener que concentrar allí tropas para evitar un ataque desde Finlandia, con su grueso de ejércitos cientos de kilómetros más al oeste. Por eso, el 9 de junio de 1944 realizó un ataque masivo sobre las posiciones finlandesas en el istmo de Karelia y en el área del Lago Ladoga. 

Todo empezó con una descarga de artillería como pocas se han visto: se calcula que la artillería soviética disparo más de 80.000 obuses sólo en el frente del istmo de Karelia. Ahí comenzó el ataque a la primera línea de defensa finlandesa, la llamada Línea Principal, que fue rápidamente sobrepasada. La segunda línea (Línea VT) fue sobrepasada el sexto día. 

T34 85 capturado a los soviéticos
Hitler, viendo que uno de los aliados que le quedaban en el frente del este podía capitular, decidió enviar refuerzos: la fuerza aérea Kuhlmey, la División de Infantería 122, la Brigada de Asalto 303 y material antitanque. A cambio exigió que Finlandia no volviese a intentar firmar la paz con la U.R.S.S.  El presidente finlandés accedió, pero sólo mientras durase su mandato. De esta forma, Finlandia consiguió contener la ofensiva soviética a principios de Julio, y el frente se estabilizó en las proximidades de la tercera línea de defensa finlandesa, la Línea VKT. Mientras, y desde el día 22 de junio, en la operación Bagration, los soviéticos arrasaban el frente alemán.

Las tres líneas defensivas finlandesas
A partir de entonces se produjeron ciertas batallas menores que no alteraron el frente de forma apreciable, pero la guerra de desgaste estaba acabando con el ya menguado ejército finlandés, el cual no aguantaría otra ofensiva importante como la de principios de Junio. Por ello, el presidente finlandés Ryti decidió dimitir para que el país pudiese entonces negociar la paz de nuevo con la Unión Soviética. A finales de agosto se estableció la mesa de negociación, y la U.R.S.S., probablemente por presión de los aliados, decidió bajar a la mitad las exigencias económicas de compensación para facilitar el armisticio. 

Finalmente, 4 de septiembre de 1944 los finlandeses declararon un alto el fuego, seguido 24 horas después por los soviéticos, y el armisticio entre la Unión Soviética y Finlandia fue firmado el 19 de septiembre.  Con la ofensiva Bagration ya terminada y Finlandia fuera definitivamente de la guerra, Stalin ya podía concentrarse sólo en Alemania, su verdadero objetivo.


El mapa de juego, donde también se pueden apreciar
las tres lineas de defensa. Los soviéticos comienzan al
sureste, mientras que los finlandeses entre la primera
y segunda linea.
El Juego:
Karelia 44 es un juego a escala operacional que recrea la ofensiva soviética en el Istmo de Karelia en junio de 1944, la última campaña de la Guerra de Continuación entre Finlandia y la Unión soviética. Pertenece a serie SCS (Standard Combat Series) de la editorial MMP, que se caracteriza por ser una de las líneas más sencillas y asequibles que se pueden encontrar en el mercado. Hablaremos de ella en nuestra sección Wargames for Dummies en las próximas semanas.  El juego representa el frente de Karelia, y sus tres líneas de defensa durante la ofensiva soviética de junio del 44. Intentaré hablar más de este juego, y de las vicisitudes de la partida que he jugado, que de la línea SCS en general ya que la trataremos en profundidad en la mencionada sección.

Desde el punto de vista finlandés la cosa se ve difícil. Simplemente viendo la cantidad de tropas que despliega la URSS con respecto a las finlandesas, se ve que es una guerra perdida. Sólo aprovechando las líneas de defensa, la especial capacidad artillera y la mayor movilidad de las tropas finlandesas se puede ralentizar el avance soviético lo suficiente. El soviético en cambio ha de aprovechar su mayor poder militar y sus Ofensivas Preparadas para asestar golpes demoledores en los puntos de defensa finlandeses y avanzar así tomando los puntos clave con puntos de victoria cuanto antes.

El final de juego. Una vez que la
Paciencia del Jefe llega a cero,
se acaba la partida. Todos sabemos
lo paciente que era Stalin...
Lo primero a destacar del juego es su aleatoriedad en muchos aspectos. No hay un número de turnos establecido sino que todo depende de un marcador, la Paciencia del Jefe. Representa cuánto tiempo Stalin permite que dure la ofensiva antes de pararla y evaluar al general en jefe. Una tirada a principio de cada turno soviético determina si baja un punto o se mantiene, y puede elevarse un punto sobrepasando cada una de las líneas de defensa finlandesas o retirando tropas del frente (que irían a parar a la reserva o a apoyar a la operación Bagration). Una partida puede así durar tan poco como dos horas (incluso menos) o alargarse hasta las cuatro o cinco, lo cual hace que sea un wargame muy rejugable, ya que cada partida va a ser totalmente distinta.

Aleatoria también es la llegada de refuerzos finlandeses. Mientras que los soviéticos reciben seis unidades por turno, los finlandeses reciben tres grupos de refuerzos dependiendo de la tirada de un dado. Cada turno se tira un d6 y con un resultado de 5 o 6 entra un grupo de refuerzo. Un 33% de posibilidades, por lo que cada tres turnos de media entrarían refuerzos… Bien, en mi caso, en toda la partida (7 turnos finlandeses) no me llegó un solo refuerzo.

Otra característica distintiva de este juego son las Ofensivas Preparadas soviéticas. Cada tres turnos mínimo (y tres veces en total) los soviéticos pueden lanzar una Ofensiva Preparada, con descargas de artillería más contundentes, ataques más potentes, y mayor movilidad de las tropas. Son esenciales para el jugador soviético, que ha de exprimirlas a fondo, y saber cuándo usarlas.

Soldados finlandeses
Respecto a los ejércitos, el finlandés es un ejército pequeño, pero móvil, que puede mover en parte incluso en la fase soviética. También permite mover y disparar artillería (la fase de disparo de artillería y movimiento es una sola para el finlandés), muy útil para desorganizar las tropas soviéticas y reducir su fuerza de ataque, mientras posiciona mejor sus unidades. Sólo los finlandeses pueden usar los beneficios de las líneas de defensa, que duplican su valor defensivo, además de mantener un control importante en los hexágonos adyacentes de la línea. Los soviéticos en cambio representan una enorme marea roja. El 21 y 23 ejército y todos sus refuerzos van desplazándose por el mapa como un tsunami se tratara, golpeando el frente finlandés… pero es un tsunami lento, muy lento, y con poca movilidad. Son tantas unidades, y en un terreno complicado como es el de Finlandia, que casi su única opción es viajar por carretera o ferrocarril, y se colapsan con facilidad. Mientras transcurría la partida comentamos ambos jugadores, que en esta ofensiva la logística e intendencia soviética tenía que ser casi más importante que las propias unidades de batalla.

Las tropas soviéticas avanzan hacia la segunda linea,
mientras los finlandeses ocupan parte de ella
listos para la defensa.
La partida terminó al comenzar el  8º turno soviético… A Stalin se le acabó la paciencia, y decidió parar la ofensiva, cuando estaba a punto de romper por completo la segunda línea finlandesa. Solo quedaban defensas en tres puntos de la Línea VT, y estaban tan exhaustas que no hubieran aguantado un ataque más… El resto del mapa estaba limpio de unidades finlandesas. No habiendo recibido ningún refuerzo, el camino hacia el norte quedaba libre para el ejército soviético… Supongamos que el Alto Mando finlandés vista la ofensiva brutal soviética, decidió reforzar la tercera línea de defensa VKT, asignando el grueso de unidades a ella, y dejando el resto para simplemente retrasar a los soviéticos lo más posible. En términos de juego los finlandeses ganaron la partida holgadamente al mantener más hexágonos con puntos de victoria bajo su control; en términos de la campaña, acordamos ambos jugadores que la partida representaría unas tablas. Como mucho provocarían unas mejores condiciones para Finlandia en el inminente tratado de paz.

Lo mejor para mí del juego es su sencillez y agilidad, al igual que casi toda la serie, aunque para el jugador soviético se hace muy lenta  su fase de movimiento. Tiene muchas unidades en un terreno que no le facilita el desplazamiento, y hace que tarde mucho. En cambio los finlandeses tiene pocas unidades y mucho más móviles en general, por lo que al final, un turno soviético dura cuatro veces más que uno finlandés.  Lo cual puede hacer el juego tedioso para el soviético, que tiene que mover muchas unidades, pero también tedioso para el finlandés que la mayor parte de la partida está esperando al jugador soviético. El juego es un gran candidato para jugarlo en solitario y recrear la campaña, y recomendaría jugarlo así alguna vez si os gusta recrear batallas en solitario (pese a que siempre es mejor jugar los wargames contra otro jugador). Por otro lado la aleatoriedad en los refuerzos finlandeses y en la paciencia de Stalin y la duración del juego, hace a la vez que sea muy rejugable, pero puede ser muy frustrante. En mis carnes viví no recibir refuerzos en toda la partida, y si las tiradas de paciencia del jefe no hubieran cumplido la media  y hubieran alargado más la partida, hubiera sido imposible sostener el frente. En resumen, un juego con una valoración de 7 para mí, con su mayor cualidad siendo la misma que su mayor problema, la aleatoriedad.


Karelia '44
Editorial: MMP
Precio medio: 35€
BGG
Average Rating: 7.44
Geek Rating: 5.674
Wargame Rank: 686